Atracciones turísticas en Londres


Autobus rojo

Una forma magnífica de hacer turismo en Londres es realizando un recorrido turístico en autobus. Los guías turísticos relatan la historia y los datos interesantes, con comentarios disponibles en varios idiomas. A su vez es un medio de transporte londinense cómodo y rápido, que le brindará la oportunidad de disfrutar de la ciudad mientras de desplaza.

Como en las películas

Big Ben es el nombre con el que se conoce a la gran campana del reloj situado en el lado noroeste del Palacio de Westminster, la sede del Parlamento del Reino Unido, en Londres, y popularmente por extensión se utiliza también para nombrar al reloj de la torre. Su nombre oficial era Clock Tower hasta que el 26 de junio de 2012, en honor al jubileo de diamante de la Reina Isabel II, se decidió que la torre pasaría a llamarse Elizabeth Tower (torre Isabel).

La torre alberga el reloj de cuatro caras más grande del mundo, y es la tercera torre de reloj más alta del mundo. Además se ha convertido en uno de los símbolos más famosos de Inglaterra.

Desde las alturas

El mirador más alto del mundo, el London Eye, ofrece a los turistas vistas espectaculares de más de 55 puntos representativos de la capital en sólo 30 minutos. Es el elemento más visible de la línea de horizonte londinense.

Inusual recorrido

En Londres se puede disfrutar de una visita guiada con Yeoman Warders (los guardianes de la Torre de Londres) por una de las fortalezas más protegidas del mundo. Allí descubrirá sus 900 años de historia como palacio real y fortaleza, prisión y lugar de ejecución, casa de la moneda, arsenal, casa de fieras y “jewel house” (lugar en el que se custodian las joyas de la corona).

Opciones Culturales

En primer lugar el Museo Británico presenta colecciones procedentes de todas partes del mundo, desde la prehistoria hasta los tiempos modernos, piezas de Africa, las Americas, Asia, Europa y el Pacifico. A su vez posee los tesoros más famosos como la piedra Rosetta, las esculturas del Partenón y el Vaso Portland. Un museo que guarda además la Sala de Lectura: uno de los lugares más frecuentados de Karl Marx, el gran patio diseñado por Norman Foster, y las momias que se exponen en la Colección del Egipto Antiguo.

Para aquellos que alguna vez se preguntaron ¿Por qué se extinguieron los dinosuarios? ¿Existien los unicornios? ¿Qué se siente en un terremoto? Una visita al Museo de Historia Natural responderá estas y otras tantas preguntas. Además de tener una exposición permanente de dinosaurios posee una colección de los animales más raros, altos y grandes del mundo. Entre los atractivos tamaño natural podremos observar la ballena azul, la araña de 40 millones de años, además de un simulador de terremotos.

Por otro lado El Victoria & Albert Museum contiene todo lo relacionado con el arte y el diseño: 3.000 años de historia y 2.000 objetos provenientes  de las culturas de mayor riqueza del planeta. Increíble colección de cerámica, mobiliario, moda, cristal, joyería, fotografías, escultura, textiles y pinturas.

Para los amantes del saber, El Museo de la Ciencia de Londres es el más grande del mundo. En él se puede ver, tocar y experimentar los grandes avances científicos de los últimos 300 años. Cuenta con más de 40 galerías y 2.000 elementos en exposición. Allí se puede viajar al fuutro con el Wellcome Wing, visitar el cine IMAX y el simulador de realidad virtual. A su vez este lugar cumple con la misión de hacer trabajar al cerebro con gimnasia mental de nivel olímpico, ofreciendo una jornada excelente y divertida.

Por último se puede visitar el Museo Marítimo Nacional que es uno de los mayores museos marítimos del mundo con maquetas, exposiciones, cuadros y trofeos de los cuatro cabos de la tierra. Los niños tendrán mucho por disfrutar en la galería “All Hands” y podrán hacer la prueba en un simulador de barco.

Grandes Artistas

La impresionante Tate Modern es el Museo Nacional Británico de Arte moderno. Construido en lugar de un antiguo acumulador eléctrico de la ribera del Támesis, la galería expone cuadros importantes de Matisse y Picasso, además de obras, exhibiciones e instalaciones de arte contemporáneo. Situada en la ribera del Támesis, la gran catedral londinense del arte moderno internacional fue un día una estación eléctrica. Dentro de la Tate Modern encontrará exposiciones temporales de artistas de primer nivel como Rachel Whiteread, Frida Kahlo, Martin Kippenberg, Mark Rothko y Kandisnsky. A su vez, gracias a su situación ribereña, los restaurantes de la galería ofrecen unas vistas espectaculares del Támesis.

Otra opción es la national gallery que contiene una de las principales colecciones de pintura europea en el mundo. Con cuadros que abarcan el período de 1250 al 1900, la colección incluye obras de Botticelli, Leonardo da Vinci, Rembrandt, Gainsborough, Tunrner, Tiziano, Caravaggio, Constable, Cezanne y Van Gogh.

Facebook Comments