El museo de Louvre


Con el plano en la mano abordamos el Metro y descendemos a la estación Louvre: vamos a conocer el museo más famoso del mundo, es el más grande de Paris y el tercero en el mundo en cuanto a superficie, con 160.000 m2, de los cuales, algo más de 58.000 fueron consagrados a exposiciones.

Situado en el primer distrito, en el corazón de París, es también uno de los museos más antiguos del mundo y sus orígenes se remontan a la Edad Media, cuando el rey Felipe Augusto, que tuvo un largo reinado de 43 años, mandó a construir una muralla protectora y en 1190 debió reforzarla con la construcción de un castillo-fuerte para proteger a París de la invasión anglo-normanda. Con suerte diversa el Louvre fue creciendo, pero recién en 1793 se inauguró formalmente como museo.

En 1981 el presidente Mitterrand anunció el proyecto del “Grand Louvre”, toda una reestructuración del enorme museo. Allí el arquitecto Ming-Pei realizó la polémica pirámide acristalada que es la entrada principal del Louvre y conduce al subsuelo del palacio con su vasto hall de acceso y servicios diversos.

Las colecciones reunidas son de una vastedad impresionante y fueron agrupadas en ocho departamentos: antigüedades orientales, egipcias, griegas, etruscas y romanas, arte del Islam, esculturas, objetos de arte, pinturas, artes gráficas.

No se ilusione de recorrerlo en un sólo día…

Facebook Comments