Cómo fue volar con Norwegian desde Buenos Aires a Londres

A poco más de 50 días de haber inaugurado la ruta Buenos Aires (EZE) – Londres (LGW) nos subimos al flamante Boeing 787-900 y te contamos la experiencia de volar con Norwegian.

Poco menos de 13 horas de vuelo caracterizados por una puntualidad invidiable por cualquier aerolínea y una atención impecable. Es sabido que en las “low cost” se generan atrasos considerables causados por poco personal en los aeropuertos para hacer check-in (algunas hasta cobran extra por ello) y políticas estrictas en cuanto al peso y tamaño del equipaje que se resuelven a hacer el check-in, o bien, al abordar. Al salir de Ezeiza no hay máquinas ó “kioskos” disponibles para hacer el self check-in de Norwegian, hay que pasar sí o sí por el counter. Allí es pesado tanto el equipaje que se despacha, debiendo haber abonado el costo previamente, como el que se lleva en cabina. Siempre recomendamos verificar 2 veces las dimensiones y el peso del equipaje permitido para que no nos genere un dolor de cabeza al empezar el viaje o al momento de regresar a nuestros hogares. Por ejemplo, despachar una valija en el aeropuerto en un vuelo de Norwegian puede costar unos USD100. Para los viajeros que hacemos rutas desde Sudamérica hasta distintos puntos de Europa es imprescindible tener resuelto el equipaje de la manera más simple. Tengamos en cuenta que es muy normal tomar más de 1 vuelo y eso nos va a facilitar el control y el desplazamiento en distintas ciudades. Por ejemplo, en el caso de tomar este vuelo de Norwegian a Londres, después de permanecer unos días en esa ciudad existe la posibilidad de conocer otras de las grandes ciudades de Europa por poco dinero. Vueling, Ryanair o Easyjet nos conectan con Roma, Berlin, Barcelona, Amsterdam o Paris a un costo super económico. Cuál es el requisito? Mantener liviano el equipaje. Si nos movemos con maletas muy grandes, además de pagar por el peso extra, también nos complicará al momento de desembarcar porque el personal de la aerolínea nos obligará a despachar el equipaje y una vez aterrizados y fuera del avión tendremos que esperar la valija en la cinta. En cambio, si uno viaja con carry-on lo puede llevar consigo y apenas realizamos todos los controles migratorios salir del aeropuerto estar listos para recorrer y pasear.

Tanto Norwegian como el resto de las aerolíneas de bajo costo nos cobrarán por todo lo que está fuera del ticket que hemos adquirido. Por ejemplo despachar equipaje, maleta extra, comidas, bebidas, etc. La clave está en verificar en la página oficial de cada aerolínea las medidas permitidas del equipaje en cabina y planificar en base a ello. Muchas personas se llevan una mala impresión en el debut con las low cost al subestimar este tipo de controles en cuanto al equipaje ya que finalmente terminan pagando un boleto aéreo completo como sería con el resto de las empresas tradicionales. Una coca-cola puede valer USD3 en vuelo y con los tickets LowFare -los más económicos- podemos tener las 2 comidas y snack por USD45.

Debo confesar que la vuelta es más distendida en cuanto a la revisión de la valija y hay algunos trucos para sortear ese peso extra que llevamos. Si toman este mismo vuelo de regreso, Londres – Buenos Aires, se puede hacer el self check-in en el aeropuerto y subir directamente al avión con la valija sin que nadie la pese. De más está decir que, ya en la puerta de embarque, nos pueden pedir pesarla o despacharla. Entonces debiera ser algo razonable para no llamar la atención de los empleados o pasar desapercibidos.

Una vez terminado el check-in online en Gatwick pueden dirigirse a la oficina que está frente a los mostradores de Norwegian para pedir el reintegro de los impuestos en los productos que han adquirido en la Unión Europea. Como todo, hay algunos requisitos que cumplir pero realmente es un trámite que demora pocos minutos y, dependiendo la compra, se puede obtener hasta un 20% apróxidamente de retorno. Hay un mínimo de gasto, hay bienes que están afuera de este beneficio pero por lo general las grandes marcas facilitan este proceso. Por mencionar un ejemplo, la tienda Uniqlo, H&M y Zara de Barcelona te entregan el ticket con un formulario completo listo para presentar en el aeropuerto y que nos devuelvan ese dinero. Tengan en cuenta que deberán llevar el pasaporte consigo a la tienda y el trámite en el aeropuerto se debe hacer en el último punto de la Unión Europea que visitemos. Si solicitan el reintegro a la tarjeta de crédito la acreditación en la mayoría de casos se produce al día siguiente.

Comentarios